ISABEL MARINA -Juan Francisco Quevedo

ISABEL MARINA (2016). ACERO EN LOS LABIOS

EDICIONES CAMELOT

ISABEL MARINA (2016). ACERO EN LOS LABIOS

EDICIONES CAMELOT

 

“Acero en los labios” es el acertado título del libro de poemas que Isabel Marina acaba de publicar en ediciones Camelot. La poesía que nos presenta la autora es una poesía dura e hiriente, aunque quizás sería más certero decir que se trata de una poesía herida.

Desde el primer verso nos propone un viaje a través de un paisaje desolado, un paseo sin red por el que transitaremos, entre imágenes sugerentes y arriesgadas, hacia el mundo interior de la voz poética. Y siempre lo haremos bordeando el abismo.

De entre los muchos poemas que hubiera podido elegir, he escogido aquel que más me ha impactado, tanto por su hermosura inerme, como por su construcción, así como por poseer un ritmo en el que, hasta en una silenciosa lectura, casi podemos sentir su dicción.

“Desnuda” posee una hondura singular, acompañada de esa belleza formal que debe impregnar la buena poesía. Nos atrapa desde la primera palabra, que da título al poema, e inmediatamente establece una relación de complicidad con el lector que hace que éste no tarde en identificarse con la voz poética. Ésta nos emite señales continuas desde las que nos transmite su indefensión, su vulnerabilidad y desprotección ante esa avalancha tumultuosa en la que se ve envuelta, la misma en la que, de alguna manera, todos nos hemos visto engullidos en algún período.

En la segunda parte del poema, en la cual consigue zafarse de ese caos en el que se halla inmersa y perdida, será cuando al fin se sentirá, en su desnudez, verdaderamente libre. Me quedo con ese atisbo de esperanza con el que finaliza el poema.

Juan Francisco Quevedo

img_20161206_230956

Anuncios
Esta entrada fue publicada en POESÍA. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a ISABEL MARINA -Juan Francisco Quevedo

  1. lurda55 dijo:

    Cómo se nota que disfrutas con el libro!!!, de poeta a poeta, verdad?. Un abrazo.

  2. Isabel Marina dijo:

    Muchas gracias, Juan Francisco. Eres muy generoso. Un abrazo

  3. Poli Impelli dijo:

    Qué belleza ese final, tal cual dices. Esperanzador 🙂
    Gracias por tan bella poesía.
    Abrazos, Juan Francisco.

  4. De Primavera dijo:

    me gusta mucho el poema, me siento identificado, sencillo, y real como la vida misma.
    Somos muchos los hijos olvidados de dios, más de lo que yo pensaba antes de enfermar y sumergirme en esa realidad que plasma el poema. me gustaría leerla, ya la tengo en mi lista de deseos de Amazón. Gracias por darnos a descubrir a esta linda poeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s