CARLOS ALCORTA (2017). CASA SIN PUERTAS-Juan Francisco Quevedo

CARLOS ALCORTA (2017). CASA SIN PUERTAS

SANTANDER: SEPTENTRIÓN EDICIONES

                       CARLOS ALCORTA (2017). CASA SIN PUERTAS

                         SANTANDER: SEPTENTRIÓN EDICIONES

Carlos Alcorta se acerca a los lectores con un nuevo libro bajo el brazo, Casa sin puertas, (opiniones y reseñas sobre poesía cántabra contemporánea), una compilación de su obra crítica sobre autores cántabros del siglo XX y del siglo XXI. El reconocido poeta y el editor dan paso al crítico literario, que recoge en este libro una pequeña parte de un trabajo al que lleva entregado con una dedicación constante muchos años.

Para abordar y adentrarse en el pantanoso terreno de la crítica, en un mundo como el literario, tan lleno de egos superlativos y vanidades exageradas, hay que manifestar un conocimiento profundo de la materia a tratar así como tener un criterio bien definido, no sujeto a las circunstancias personales, o mediáticas, ni al amiguismo fácil. Se debe manifestar un juicio en el que la independencia y la honestidad deben ser el mayor y más valioso patrimonio de quien se entregue a esta complicada labor.

En mi opinión esos valores son, exactamente, los que distinguen a un crítico de enjundia, a aquel que se gana la lealtad de sus lectores con sus artículos, con sus crónicas. Ahí está el valor primordial del crítico, ganarse la confianza de sus lectores a base de credibilidad.

En la mayoría de los casos, cuando estamos ante lo que consideramos un crítico de fiar, nos dejamos guiar por sus gustos razonados. Y cuando aflora nuestro espíritu crítico, (el lector también debe poseerlo), disfrutamos de la lectura por el mero hecho de estar firmada por quién está, independientemente de que estemos en desacuerdo o no. Leemos por el placer de leer al autor de las crónicas literarias.  Por tanto, la buena crítica literaria, como bien dice Claudia Quevedo en el prólogo, no sólo nos muestra al autor objeto de la misma sino que nos muestra al escritor que la ejerce. Es decir, un buen crítico debe poseer un valor personal: credibilidad, y, así mismo, un valor literario: calidad en sus textos. Por tanto, la opinión crítica y su expresión escrita han de ser premisas irrenunciables tanto para el que ejerce la crítica como para el lector que la asume.

En el caso de Carlos Alcorta se aúnan todas estas razones, ya que a su naturaleza creadora se le une la del respeto del lector. El prestigio crítico y literario es algo que este autor se ha ganado con los años de trabajo y con la lealtad de quienes le leemos. Y hoy, podemos afirmar, que estamos ante uno de los críticos más reputados del panorama literario nacional.

La innegable calidad de sus textos no puede sustraerse a su personalidad lírica, de tal manera que el poeta aflora de manera inevitable en cada palabra, confiriendo unas características al texto que hacen que el lector quede atrapado por la palabra escrita más allá de la crítica en sí misma.

Eso hace que a Carlos Alcorta no se acuda sólo como guía para orientarnos en el embarullado mundo de las publicaciones, sino que se acude a sus reseñas por el simple placer de leer, de leerle, es decir, por haber conseguido hacer, como dice Claudia Quevedo en el prólogo, de la crítica un verdadero género literario. Es, al fin, heredero de una tradición literaria que surge con la aparición de la prensa moderna y que ha contado con ilustres escritores del que quizás, el paradigma sea Leopoldo Alas, Clarín.

Además, Carlos Alcorta aún siendo un crítico respetuoso con los autores consagrados, no deja de mostrar su desacuerdo con determinados aspectos cuando lo cree conveniente, ejerciendo y mostrando una libertad e independencia que es muy de agradecer. Incluso en esas muestras de discrepancia no pierde nunca ni la elegancia en la exposición, ni la calidad literaria del texto, lo que hace de él no sólo un crítico honesto sino además un crítico cuidadoso y cortés en sus juicios.

En este nuevo libro, Casa sin puertas, se recogen muchas de las reseñas que Alcorta ha publicado en diferentes medios, como revistas literarias, prensa, blogs, etc, de la poesía, o sobre la poesía, hecha por cántabros a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI.

Son reseñas que diseccionan a poetas de muy distintas generaciones pero con un denominador común, la calidad y la buena salud de la poesía hecha por cántabros en lengua española. Y recalco que no nos referimos a la poesía confinada en Cantabria, nos referimos, el autor se refiere, a esa poesía que hecha por cántabros ha sido y es un referente en español. Podemos citar que el libro recoge reseñas sobre Gerardo Diego, José Hierro, Julio Maruri, Carlos Salomón o José Luis Hidalgo-por cierto, en el setenta aniversario de su fallecimiento y de la edición de Los muertos-.

Así mismo recoge críticas de poetas más contemporáneos como Adela Sainz, Alberto Muñoz, Lorenzo Oliván, Ana García Negrete, Alberto Santamaría o Rafael Fombellida.

Además y como colofón, Casa sin puertas incluye reseñas sobre un buen número de poetas que podríamos denominar, ya, del siglo XXI, un grupo de poetas como Montse Barrero, Martín Bezanilla, Jaime Peña o Silvia Prellezo que son el presente y el futuro de la poesía que ahora mismo está surgiendo en Cantabria y que Carlos Alcorta, como editor, ha recogido, con un excelente prólogo, en un libro que lleva por título, El hilo más firme, Nueva poesía en Cantabria.

Decir que Cantabria es una tierra pródiga y generosa con la poesía es una obviedad que no por ello debemos silenciar. Si el siglo XVII es la edad de oro de la literatura española y de la poesía en particular, cabe destacar, y debe destacarse, el origen montañés, -denominación que da Cervantes en el Quijote a los que provienen de nuestra tierra (se halla en el capítulo cuarenta y ocho de la segunda parte del Quijote)-, de los más importantes poetas de la época.  Lope de Vega, cuyos padres son oriundos del valle de Carriedo –El propio escritor en carta al duque de Sessa (de mediados de octubre de 1628) se referiría a sus antecedentes familiares diciendo: «Nací hombre de bien, de un pedazo de peña de la Montaña».

Sin olvidar a don Francisco de Quevedo, que descendía del valle de Toranzo, concretamente de Bejorís, donde tenía hecha una ruina su casa familiar y que usa como excusa para componer uno de los mejores sonetos en lengua española, Miré a los muros de la patria mía, donde compara las ruinas de su casona de procedencia con el declive de la patria.

Tampoco debemos pasar por alto el origen cántabro de Pedro Calderón de la Barca, que está en el pueblo de Viveda.

En fin, quizás esa nómina ilustre sea la responsable de la inquietud poética que siempre ha caracterizado a nuestra tierra y que ha hecho de Cantabria un lugar ligado y comprometido con la poesía de cualquier tiempo. Algo que sin duda hará que Carlos Alcorta, en unos años, nos vuelva a presentar un nuevo libro de reseñas sobre la poesía hecha en Cantabria para el mundo que habla y lee en español.

Voy a finalizar esta crónica de Casa sin puertas hurtando el cierre del prólogo, hurtando las palabras de Claudia Quevedo:

“La calidad literaria de este libro reside, como hemos intentado mostrar, no solo en los poetas reseñados sino también en las críticas en sí mismas…

…Alcorta no puede escapar a su condición de poeta y esto hace de su obra crítica materia literaria en sí misma. Sus imágenes, sus palabras y su precisión invitan a la lectura de los libros de los que habla y, a la vez, nos descubren este, en nuestra opinión, estilo literario tan poco estudiado. La buena crítica la realizan los buenos escritores. Dicho esto, os invitamos a adentraros en el placer de la lectura de este volumen, donde descubrimos (o redescubrimos) dos cosas: la poesía reseñada y la reseña literaria”.

                                                                                                                       Juan Francisco Quevedo

IMG_20170606_181101

Anuncios
Esta entrada fue publicada en POESÍA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s