Juan Francisco Quevedo-Cuadernos de Humo

Acabo de recibir la primorosa edición de “Cuadernos de Humo”. Hilario Barrero ha tenido la amabilidad y la generosidad de incluir uno de mis poemas en ellos. Sólo puedo hacerle llegar mi agradecimiento más sincero por hacerme estar en tan inmejorable compañía. Muchas gracias, querido poeta.

PASEANDO CON JULIETTE BINOCHE

SOBRE EL PONT NEUF

 

El cielo ardiente de París encierra

la luz irisada de los besos y

los sueños de dos muchachos que se aman,

las coplas y los ecos de los poetas

que yacen sobre la tinta de un verso

que jamás encuentran y siempre buscan.

Les une la sombra de Trocadero,

donde se juraron amor eterno,

donde se dieron a la posteridad,

donde, por un instante, se creyeron,

unos pequeños dioses inmortales.

Y lo hicieron por nada, por el placer

de sentirse jóvenes y queridos.

¿Cuántas son las promesas de amor rotas,

diluidas entre las aguas del Sena?

¡Ah, viejo París! Siempre renovando

la ilusión perdida de los amantes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en POESÍA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s